Fecundidad

Sobre la urgencia de la pastoral de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada

Acerca de nuestra fecundidad espiritual, enfatizando de manera particular que es un “elemento integrante de nuestra espiritualidad, el saber llamar, enseñar, dirigir, acompañar y seleccionar las vocaciones” y que éstas son el fruto mejor de nuestra consagración a Dios y el gozo más grande de nuestra vida. Más aún, es “intrínseco al fin de la evangelización de la cultura y al carisma del Instituto la pastoral de las vocaciones, ya que los consejos evangélicos son parte integrante del mensaje de la salvación”. Por eso, resulta de capital importancia el tomar conciencia de nuestra “responsabilidad de colaborar, mediante la oración perseverante y la acción unánime, en la promoción de las vocaciones”.