misión

Objetivo de este website

Nuestro Carisma está dedicada a la difusión del carisma y abundantísimo patrimonio espiritual del Instituto del Verbo Encarnado. Aquí sus religiosos encontrarán material acerca de los diversos elementos que expresan la identidad y configuración de la vida consagrada en el Instituto según su “estilo particular de santificación y de apostolado”[1].  Aunque la página está destinada principalmente a los religiosos de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado, con la intención de acrecentar el amor al propio Instituto y de reafirmar y cultivar su identidad propia en la Iglesia, también los miembros de la Tercera Orden y público en general podrán nutrirse del patrimonio del Instituto.

Convencidos de que “la creciente configuración del religioso con Cristo se va realizando en conformidad con el carisma y normas del Instituto al que pertenece”[2], confiamos que el insondable caudal espiritual que Dios ha concedido al Instituto del Verbo Encarnado y acerca del cual podrán aquí encontrar algunas muestras, constituye un precioso legado para las futuras generaciones de religiosos a fin de que volviendo continuamente y con las adaptaciones necesarias, al espíritu legado por el Fundador y al cumplimiento del derecho propio, se conformen cada vez más y mejor al ideal del religioso del Verbo Encarnado.

“Entrar en una familia religiosa quiere decir también hacer propio su carisma y su espiritualidad, aceptarla como marco en el que la vida ofrecida al Señor debe desarrollarse mediante el don de sí”[3].

−San Juan Pablo II

 


[1] Cf. Vita Consecrata, 93.
[2] Elementos Esenciales de la Vida Religiosa, 46.
[3] A los sacerdotes, religiosos y religiosas en Buyumbura (Burundi), (6/9/1990).