vocación

Una espiritualidad seria

Monasterio San Pablo – Tuscania 10 de junio de 2017’,   [Exordio] Queridas Madres y Hermanas: Primero que nada, quiero decirles que les estoy muy agradecido por la invitación que me han hecho de venir a visitarlas y compartir esta “buenas tardes” aquí con Ustedes. Sinceramente es una alegría para mí, ya que un monasterio …

Una espiritualidad seria Leer más »

Obras de Misericordia

LAS OBRAS DE MISERICORDIA En una sociedad en la que la ciencia y la tecnología avanzan vertiginosamente, y no obstante el desarrollo social e industrial que permea grandes sectores de la sociedad, aún perduran la pobreza, el dolor, la enfermedad, el sufrimiento físico y moral, la falta de sentido y la soledad, engendrando así nuevos …

Obras de Misericordia Leer más »

“Nuestro timbre de honor: nuestra pertenencia a la Iglesia”

Nuestro timbre de honor: nuestra pertenencia a la Iglesia Cf. Directorio de Espiritualidad, 227 En uno de sus primeros párrafos nuestras Constituciones declaran que “queremos fundarnos en Jesucristo… porque la roca es Cristo[1] y nadie puede poner otro fundamento[2]. Queremos amar y servir, y hacer amar y hacer servir a Jesucristo: a su Cuerpo y …

“Nuestro timbre de honor: nuestra pertenencia a la Iglesia” Leer más »

Sobre nuestra perseverancia

“Perseverar en este propósito hasta la muerte” Constituciones, 1 “La vocación, como la misma fe, es un tesoro que llevamos en vasijas de barro[1]; por esto tenemos que cuidarla, como se cuidan las cosas más preciosas, para que nadie nos robe este tesoro, ni pierda su belleza con el pasar del tiempo”[2]. Con estas palabras …

Sobre nuestra perseverancia Leer más »

Fe en nuestro sacerdocio

“Tened fe en vuestro sacerdocio” San Juan Pablo II “Durante ciclos de quinientos años”, decía Mons. Fulton Sheen, “la Iglesia ha sido atacada en diferentes maneras. Durante el primer ciclo de cinco centurias, la Iglesia tuvo que combatir las herejías que giraban en torno al Cristo Histórico: su Persona, su Naturaleza, Inteligencia y Voluntad. En …

Fe en nuestro sacerdocio Leer más »

Señorío sacerdotal

Hablar de sacerdocio implica hablar de la cura de almas y hablar de sacerdotes es hablar de hombres que por el sacramento del Orden han sido llamados a ser “signos vivientes y eficaces de la misericordia de Dios”, sabiéndose ellos mismos “los primeros en ser perdonados”.

Los incondicionales de Dios

Los miembros del Instituto del Verbo Encarnado, pertenecemos a la familia de aquellos que –por el Reino de los cielos– han abandonado todas las cosas, para testimoniar a todos que: la apariencia de este mundo pasa. El cielo y la tierra pasarán, la palabra de Dios no pasa.

Unidos en la misión

Ya lo decía San Juan Pablo II: “La Iglesia hoy no tiene necesidad de funcionarios, administradores o empresarios, sino sobre todo de ‘amigos de Cristo’, que sepan manifestar el amor en una actitud de servicio altruista que no excluya a nadie”. Ya que la comunión con Cristo siempre rebosa en comunión y caridad fraterna con los demás.

María, madre y educadora de nuestro sacerdocio

No podemos dudar que la Virgen de Luján está íntimamente entrelazada a la historia de nuestro Instituto y a nuestra identidad mariana. Su preciosa imagen en nuestras casas religiosas, parroquias, escuelas, hogares, etc. confiesa silenciosa pero manifiestamente que somos todos suyos y que de Ella esperamos “la ayuda para prolongar la Encarnación en todas las cosas”.

Sobre las disposiciones para la misión

“El amor a las almas hasta el heroísmo de la entrega sin reservas”Constituciones, 182 Queridos Padres, Hermanos, Seminaristas y Novicios: A escasos días de celebrar “con solemnidad”[1] la Transfiguración de Nuestro Señor, hoy quisiera enviarles esta carta circular con el ánimo de que sirva para ahondar en el alma la esperanza cierta del gozo que …

Sobre las disposiciones para la misión Leer más »