Cruz

Sobre nuestra perseverancia

“Perseverar en este propósito hasta la muerte” Constituciones, 1 “La vocación, como la misma fe, es un tesoro que llevamos en vasijas de barro[1]; por esto tenemos que cuidarla, como se cuidan las cosas más preciosas, para que nadie nos robe este tesoro, ni pierda su belleza con el pasar del tiempo”[2]. Con estas palabras …

Sobre nuestra perseverancia Leer más »

Constituciones

CONSTITUCIONES del INSTITUTO DEL VERBO ENCARNADO Indisolublemente unidas al Directorio de Espiritualidad El presente texto de las Constituciones del Instituto del Verbo Encarnado es el texto aprobado por Mons. Andrea Maria Erba el 8 de mayo de 2004, posteriormente enmendado por el Quinto Capítulo general del Instituto, tenido en Segni (Italia) en julio de 2007. …

Constituciones Leer más »

El amor que no nace de la cruz de Cristo es débil

No sólo todos nuestros esfuerzos de evangelización deben partir y deben conducir al misterio de la cruz -a Jesucristo crucificado- sino que además nosotros mismos debemos adentrarnos en el insondable misterio de la cruz en nuestras vidas si es que en verdad hemos de ser “memoria viviente del modo de existir y de actuar de Jesús, el Verbo hecho carne”.

Nuestro enemigo

He querido en esta carta circular desarrollar el esplendoroso hecho de que Cristo con su muerte y resurrección ha derrotado definitivamente a todos sus enemigos. Es decir, “ellos no tienen ninguna otra perspectiva ni futuro más que la definitiva supresión de su poder y su propia condenación eterna”. Ya que precisamente para esto se encarnó el Hijo de Dios, para destruir las obras del diablo.

María, madre y educadora de nuestro sacerdocio

No podemos dudar que la Virgen de Luján está íntimamente entrelazada a la historia de nuestro Instituto y a nuestra identidad mariana. Su preciosa imagen en nuestras casas religiosas, parroquias, escuelas, hogares, etc. confiesa silenciosa pero manifiestamente que somos todos suyos y que de Ella esperamos “la ayuda para prolongar la Encarnación en todas las cosas”.

Para que gocemos de libertad, Cristo nos ha hecho libres

El Venerable Arzobispo Fulton Sheen decía que “la raíz de nuestro problema es que la libertad por Dios y en Dios ha sido interpretada como un liberarse de Dios. La libertad es nuestra para darla. Cada uno de nosotros revela cuál es el sentido de su vida por la manera en que usa de su libertad. Los que quisiesen conocer el sentido supremo de cómo usar su libertad deben contemplar la vida de nuestro Señor y de nuestra Señora”.

Una visión providencial de la vida

“Abandonados a la Providencia”Constituciones, 231 Queridos Padres, Hermanos, Seminaristas y Novicios: El misterio de la Navidad que estamos prontos a celebrar nos pone de frente al misterio providencial de Dios. Ese Niño que busca un lugar para nacer y es rechazado porque no había sitio para Él en el alojamiento[1]; ese Niño que pasará la …

Una visión providencial de la vida Leer más »

Predicación de la Cruz

“Esta doctrina de la Cruz debe ser lo que prediquemos”Directorio de Espiritualidad, 140  Queridos Padres, Hermanos, Seminaristas y Novicios: “El Hijo de Dios crucificado es el acontecimiento histórico contra el cual se estrella todo intento de la mente de construir sobre argumentaciones solamente humanas una justificación suficiente del sentido de la existencia. El verdadero punto …

Predicación de la Cruz Leer más »

Sobre las disposiciones para la misión

“El amor a las almas hasta el heroísmo de la entrega sin reservas”Constituciones, 182 Queridos Padres, Hermanos, Seminaristas y Novicios: A escasos días de celebrar “con solemnidad”[1] la Transfiguración de Nuestro Señor, hoy quisiera enviarles esta carta circular con el ánimo de que sirva para ahondar en el alma la esperanza cierta del gozo que …

Sobre las disposiciones para la misión Leer más »