Voluntad divina

La gracia del combate

La gracia del combate   Sin enemigos[1]   ¿No tienes enemigos, dices? ¡Qué pena! amigo mío, tu alarde es pobre. El que se ha mezclado en la lucha del deber, que soportan los valientes, ¡debe haber hecho enemigos!   Si no tienes ninguno, pequeño es el trabajo que has hecho. No has golpeado a ningún …

La gracia del combate Leer más »

Virgen de Luján, Madre de las vocaciones del IVE

Este próximo 8 de mayo la Iglesia en todo el mundo celebrará la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, la cual coincidirá felizmente con la preciosa fiesta de nuestra Madre Santísima, la Virgen de Luján y con el 5° aniversario de nuestra ofrenda de la Rosa de Oro “en testimonio perpetuo de nuestro amor …

Virgen de Luján, Madre de las vocaciones del IVE Leer más »

Dios un Padre providente

Luego de aumentar el número de seminaristas de 42 a 147 en ocho años; y el de los seminaristas menores, de 200 a 500, en cuatro seminarios; luego de impartir formación permanente a los sacerdotes de seis diócesis de la Iglesia metropolitana de Hue; luego de desarrollar e intensificar la formación de jóvenes y laicos …

Dios un Padre providente Leer más »

Necesidad de contemplación

Contemplar y testimoniar Directorio de Vida Consagrada, 234 Es necesario afirmar que la crisis en la que se halla la vida religiosa en nuestros días tiene como fundamento principal y preponderante la desviación, falta, o el más llano abandono de una auténtica y profunda vida de oración. Ya el mismo Santo Padre lo decía: “Estamos …

Necesidad de contemplación Leer más »

La gracia más grande

“Si consideramos seriamente el momento en el que vivimos, tenemos que admitir que la situación para nosotros los cristianos en Alemania es mucho más incómoda y confusa de lo que fue para los primeros cristianos durante las persecuciones más sangrientas. Mucha gente quizás pensará, ‘¿Por qué Dios nos hace vivir en un tiempo como este?’ …

La gracia más grande Leer más »

Señorío sacerdotal

Hablar de sacerdocio implica hablar de la cura de almas y hablar de sacerdotes es hablar de hombres que por el sacramento del Orden han sido llamados a ser “signos vivientes y eficaces de la misericordia de Dios”, sabiéndose ellos mismos “los primeros en ser perdonados”.

Estar en el mundo, sin ser del mundo

Viviendo y desplegando nuestro apostolado específico en el crisol de las situaciones actuales que cambian continuamente y tantas veces son imprevisibles, no estamos exentos de caer en la tentación de “la embriaguez de la inmersión en el mundo” mientras se debilita la búsqueda de lo único necesario que debe constituir el testimonio de la vida religiosa.